orellas

Orellas de Antroido, orejas de carnaval

O entroido, antroido, entroiro, entruido o entrudio​ es una fiesta popular de carnaval en Galicia pero antroido es una expresión que abarca algo más en mi tierra es una auténtica expresión del sentir popular.

Orejas de carnaval, orellas de entroido, orellas de fraile, múltiples nombres para un mismo dulce.
Acabamos la Navidad y ya nos ponemos con los platos y postres carnavaleros. Entre todos los manjares que se avecinan en breve, no pueden faltar las riquísimas orejas de fraile.

Un dulce que también destacó Álvaro Cunqueiro para comer el Martes de Carnaval: “Para el martes lardeiro» aparte de las filloas, flores etc.

orejas. ourellas

El nombre de orejas le viene por el más que evidente parecido con esta parte del cuerpo, aunque yo particularmente cada vez le veo menos similitud en la mayoría de los casos.
Este dulce se conserva muy bien, así que si haces una buena cantidad ya te da para todo el Carnaval.
Las orejas gallegas ese postre típico de estas fechas aunque yo lo hago muchas veces fuera de esta época, ya que nos encantan? esta receta además sale perfecta de sabor y con la verdadera forma de las orejas. Os la recomiendo, no os va a defraudar, repetiréis seguro. Venga manos a la obra?‍?

Orellas de Antroido

ingredientes orellas

Ingredientes

  • 2 huevo L
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 50 gramos de leche
  • 25 gramos zumo de limón
  • 100 gramos manteca de vaca
  • 45 gramos de anís dulce
  • Ralladura de 1 limón verde
  • Una pizca de sal
  • 500 gramos de harina de trigo
  • 5 gramos levadura de panadero
  • Aceite de oliva 0,4 ml para freír
  • Azúcar glasé para espolvorear
orellas

Preparación

Comenzamos disolviendo la sal en la leche. Exprimimos y rayamos el limón. En un cuenco batimos los huevos junto con el anís, el zumo de limón, la leche y la manteca fundida pero no caliente. Añadimos la ralladura de limón y mezclamos todo muy bien. Continuamos añadiendo el azúcar. Una vez tengamos toda la mezcla, agregamos la harina poco a poco junto con la levadura disuelta en un pelín de agua tibia.

masa orellas

Ahora toca amasar, podemos usar amasadora o hacerlo a mano, amasamos hasta tener una masa elástica, tapamos y dejamos reposar 1 hora.

orella estirada

Cuando ya tengamos leudada la masa, vamos cogiendo bolitas del tamaño de una nuez pequeña, y estiramos muy finita longitudinalmente.

orella en aceite

Ahora toca freír, para ello ponemos abundante aceite de oliva suave al fuego, cuando esté caliente con cuidado vamos poniendo la masa que tenemos estirada, daremos forma de oreja presionando uno de los extremos de la oreja contra la pared de la sartén, durante unos segundos, la dejamos dorar un poquito y damos la vuelta para que se dore también del otro lado, tiene que quedar un dorado clarito, escurrimos y ponemos en una bandeja con papel absorbente.

orellas

Por último cuando se enfríen ponemos en una fuente de servir y espolvoreamos con azúcar glasé al gusto. Buen provecho

Cuando el carnaval da sus últimos coletazos, yo me despido de él, el Domingo de piñata, con mi último postre de Antroido hasta el año que viene.

Mis entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *